¿Estamos presenciando un nuevo reparto de las riquezas de África dejando otra vez marginada a la población?

Categoría:
Noticias
Autor:
Comentarios:
Responder

El Prof. Jesús García Luegos durante la 10ª sesión del #CIRA2021 habló sobre las dimensiones de la llamada maldición de los recursos o la paradoja de la abundancia en África.

La nueva pugna por África es una batalla que abre un nuevo interrogante sobre si estamos presenciando un nuevo reparto de las riquezas del Continente dejando otra vez marginada a la población, advirtió el Prof. Jesús García Luegos durante la 10ª sesión del #CIRA2021 en la que habló sobre las dimensiones de la llamada maldición de los recursos o la paradoja de la abundancia en África.

Explicó que la maldición de los recursos se refiere a países con una gran riqueza natural que en lugar de ir acompañados de un crecimiento socioecónomico sostenido van de la mano con significativos niveles de corrupción, altas tasas de pobreza, desigualdad social e inestabilidad

El investigador comentó que de esta nueva pugna entre las potencias emergentes y actores como China y Rusia en África, entre otras consecuencias, ha derivado en situaciones como el refuerzo de las élites autócratas y los resortes represivos (Angola. Guinea Ecuatorial, Zimbabwe), a la vez que persisten las dinámicas de conflictos (Sahel, RDC, RCA, Golfo de Guinea), entre otras consecuencias.

García Luengos sostuvo que en las últimas dos décadas con el alza en los mercados internacionales de los hidrocarburos y minerales hubo un ciclo de crecimiento del producto interior bruto en la región subsahariana en torno al 5% que creó una expectativa en la que se empezó a hablar de África como “El Dorado”, pero la realidad fue es “la gran mayoría de los países africanos después de años de bonanza, entre el 2000 y el 2014 no lograron mejorar la condiciones de vida de la población ni servicios sociales básicos”. Además, aumentó la pobreza y la deuda.

Añadió que este desaprovechamiento del período alcista en África puede explicarse porque los estados son rentistas, tienen grandes déficits institucionales, algunos son paraísos fiscales, hay una gran opacidad contractual, corrupción, exportación de materias primas sin procesar, no diversificación de la economía y competencias desmedidas.

Aclaró que no solo han perdido las poblaciones locales, algunos estados africanos también los actores internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.